Cómo usar menos plástico en casa

como usar menos bolsas de plastico

Es fácil de hacer y económico. Con esas premisas el plástico ha conquistado el mundo y desgraciadamente también los mares y los océanos. Por eso, ahora que sabemos lo nocivo que pude ser para nosotros y el medio ambiente, es hora de buscar alternativas que nos digan cómo usar menos plástico en casa.

Lo bueno es que no tenemos que complicarnos demasiado la vida. Haciendo unos pequeños ajustes podemos reducir el consumo de plástico de forma muy notable.

Adiós envases, hola compra a granel

Lo sabemos, vas siempre al súper con poco tiempo y resulta más cómodo comprar productos frescos envasados. Pero si de verdad quieres ponerte manos a la obra para consumir menos plásticos es momento de cambiar el chip.

Tómate las cosas con más calma y vuelve a comprar los productos frescos a granel. Así no solo vas a conseguir gastar menos bolsas de plástico, sino que además tienes la excusa perfecta para dedicarle más tiempo a escoger los alimentos que vas a tomar.

Volver a comprar como lo hacían nuestras madres te hará darte cuenta de que este proceso no es una pérdida de tiempo, sino toda una inversión. Conversando con los dependientes puedes descubrir nuevas formas de preparar los alimentos o incluso consultar tus dudas sobre ciertos productos.

Si en tu súper de cabecera ya no hay nadie atendiendo la sección de frutería, ignora las bolsas de plástico y escoge las de papel, que ya están disponibles en muchos establecimientos. ¡Pero no te olvides de reciclar después esa bolsa en el contenedor azul!

Y si lo que quieres es una opción todavía más ecológica, entonces puedes optar por las bolsas para fruta reutilizables. Están realizadas en tejidos orgánicos como el algodón y no solo duran mucho, sino que además ayudan a conservar las frutas y verduras durante más tiempo.

formas de usar menos plastico

Pásate al termo

La hidratación es fundamental para llevar una vida sana. Nuestro cuerpo demanda agua y todos los expertos coinciden en señalar que deberíamos tomar al menos dos litros al día.

Si eres de los que siempre llevan una botella de agua encima, es hora de cambiarla por una rellenable.

Seguramente ya sepas que el plástico no es la mejor opción para llenar con agua una y otra vez. Aunque no lo veas, el material se va degradando y suelta residuos que acabarás ingiriendo.

Para cuidar de tu salud y del medio ambiente puedes optar por un termo. Las botellas de agua de acero inoxidable mantienen en líquido a la temperatura óptima, reducen el riesgo de fugas y además te garantizan que tu agua siempre estará totalmente limpia, libre de tóxicos y de olores.

Lleva tu taza al trabajo

Muchos trabajos cuentan con su propia cafetera y, aunque no lo parezca, el cotidiano gesto de tomarnos una taza de café al llegar al trabajo o después de comer puede hacer que desechemos hasta 500 vasos de plástico al año

Una de las formas de usar menos plástico es tener tu propia taza para el café en la oficina. Si prefieres parar a comprar un café en tu cafetería favorita, una taza de café para llevar es sin lugar a dudas la mejor solución. 

que hacer para usar menos plastico

Alternativas para la menstruación

El consumo anual de compresas y tampones implica miles de kilos de celulosa al año en cada país, pero hay formas de reducir estas cifras.

En el caso de los tampones se pueden escoger modelos sin aplicador y tratándose de compresas se pueden elegir aquellas que no tienen bandas plásticas en su interior.

No obstante, hoy en día también podemos encontrar en el mercado alternativas más ecológicas y también más duraderas. Por un lado están lascompresas reutilizables, que reducen al mínimo la presencia de plástico en su composición.

Por otro lado está la alternativa de la copa menstrual, que es muy sencilla de utilizar, se esteriliza en casa y puede durar una media de 10 años.

En este vídeo puedes ver más sobre su funcionamiento:

En el caso de los peques también podemos usar menos plásticos en casa si apostamos por los pañales reutilizables, elaborados en algodón para ser totalmente hipoalergénicos y tener capacidad de absorción suficiente.

Pásate a la cosmética ecológica

Muchos productos cosméticos, especialmente los exfoliantes, llevan entre sus componentes microesferas de plástico. Son esos pequeños puntitos que se encargan precisamente de raspar un poco la piel y exfoliar.

Esto no quiere decir que no te puedas cuidar, pero puedes buscar otras alternativa. Una buena opción son las cremas exfoliantes elaboradas con frutos secos, semillas o arcilla. Cumplen la misma función y evitas que trozos microscópicos de plástico acaben en el mar.

Cuando se trata de cómo podemos usar menos plástico también podemos valorar otras alternativas cosméticas como usar cepillos de dientes de bambú o dentífricos envasados en cristal.

Olvídate de las maquinillas desechables

Es cierto que son prácticas, pero el cuerpo está totalmente elaborado en plástico. Si lo que estás buscando es cómo usar menos plástico en casa es hora de plantearte un cambio y pasarte a las maquinillas de afeitar eléctricas o bien volver a las afeitadoras manuales de metal con cuchillas intercambiables.

Esta opción no es solo buena para el medio ambiente, también para tu bolsillo. Aunque una afeitadora permanente pueda costarte algo más, te durará años, por lo que a la larga acabas ahorrando si tienes en cuenta lo que gastas en maquinillas desechables, que no son nada baratas.

Lleva tus propias bolsas a la compra

Es una de las maneras de usar menos plástico que más gente está poniendo en práctica. Aunque es cierto que los “culpables” de esto son los supermercados que ahora nos cobran las bolsas de plástico.

Aunque sea por no pagar unos céntimos más cada vez que vamos a la compra, somos muchos los que ya nos hemos pasado a las bolsas de compra reutilizables.

Hay una gran cantidad de materiales y diseños. Algunos los puedes llevar cómodamente plegados en el bolso o la mochila, así los tienes siempre a mano.

Incluso puedes valorar hacer tu propia bolsa de la compra. Aquí tienes un vídeo que puede resultarte interesarte si eres fan del DIY:

Otros pequeños cambios

Como has visto, haciendo algunos ajustes podemos usar menos plástico en nuestra vida diaria. Pero todavía hay más cosas que podemos hacer, ¡toma nota!

  • Ir cambiando poco a poco nuestros viejos tupper de plástico por otros de cristal o de acero inoxidable. Acostúmbrate a guardar la comida en este tipo de envases y así reducirás también el uso del film.
  • No escoger botellas de vino cuyo corcho no sea natural.
  • Usa prendas elaboradas en tejidos naturales en lugar de decantarte por el poliéster.
  • Valora hacer compost con los restos orgánicos en lugar de tirarlos a la basura, así consigues usar menos bolsas de plástico.
  • Escoge biberones de cristal para los niños. No solo son más ecológicos, sino que son más fáciles de limpiar y están libres de tóxicos.
  • Procura no usar pajitas, pero si debes hacerlo opta por modelos reutilizables como las pajitas de acero inoxidable.

Ahora que ya sabes qué hacer para usar menos plástico ya no tienes excusa. ¡Es hora de reducir el consumo de plástico en casa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *