Cómo limpiar un horno con el mínimo esfuerzo

consejos para limpiar el horno

Pizzas, asados, esa receta de la abuela a la que nadie se resiste… el uso que le damos al horno es tan intensivo que es normal que se manche y que cómo limpiar un horno sea uno de los trucos para el hogar más buscados. Por eso, vamos a ver las diferentes opciones que tienes si te toca limpiar este electrodoméstico.

¿Por qué hay que limpiar el horno?

La limpieza en casa es esencial para vivir en un ambiente sano, pero es todavía más primordial en el caso de electrodomésticos que están en contacto directo con la comida que tomamos.

Un horno sucio es un gran foco de bacterias y microorganismos, por lo que pude suponer un grave riesgo para la salud.

consejos para limpiar el horno

¡Grasa por todos lados!

Por poco que uses tu horno ya te habrás dado cuenta de que en cuanto lo pones en marcha se acumulan en él la grasa y los olores.

La suciedad no sólo se extiende por las paredes, sino que se agarra especialmente en la puerta. El resultado es que con apenas un par de usos nuestro bonito horno se ha convertido en el paraíso de la grasa.

Para limpiar un horno muy sucio hay un truco infalible: ¡no tener pereza! Te lo decimos con conocimiento de causa, la limpieza del horno es una de esas tareas que siempre vamos dejando para más tarde y al final nos acabamos arrepintiendo. Así que no te lo pienses más y ponte manos a la obra lo antes posible.

¿Qué se necesita para limpiar un horno?

  • Unos guantes para proteger tus manos.
  • Un estropajo nuevo y que sólo utilices para quitar la grasa del horno. No uses nunca un estropajo metálico, podrías dañar el esmalte de las paredes.
  • Una bayeta también nueva para aclarar.
  • Productos de limpieza (ahora veremos cuáles según el caso concreto).
  • Papel de cocina para secarlo todo bien una vez que esté limpio y reluciente.

¿Cómo limpiar un horno muy sucio?

Si la cosa se te ha ido un poco de las manos y se ha acumulado mucha suciedad, lo más recomendable es usar productos específicos para desengrasar el horno.

Los que venden hoy en día son productos seguros y consiguen resultados impecables. Eso sí, recuerda seguir siempre al pie de la letra las instrucciones dadas por el fabricante.

Puedes elegir entre limpiador de hornos o un desengrasante concentrado si con el primer producto no has conseguido un buen resultado o hay mucha suciedad acumulada.

como limpiar horno pirolitico

Limpiar el horno con bicarbonato y vinagre

¿Has oído hablar alguna vez del truco para limpiar el horno que parece casi un milagro? ¡Pues es este!

Se trata de mezclar dos productos que seguro tienes en casa: bicarbonato y vinagre. Puedes hacerlo de dos maneras diferentes:

  • Opción 1: echa un poco de bicarbonato en la parte de abajo del horno y luego pulveriza con un poco de vinagre. Crearás una reacción química que no es peligrosa y que te ayudará a eliminar los restos de alimentos pegados.
  • Opción 2: crea una pasta mezclando 10 cucharadas de bicarbonato, 3 cucharadas de vinagre y cuatro cucharadas de agua caliente. Aplica la mezcla por todos los recovecos del horno, especialmente por las zonas más sucias. Deja actuar durante unas horas y pasa un paño húmedo ¡habrá quedado como nuevo!
  • Truco extra: si tienes prisa y no puedes esperar unas horas, aplica la mezcla de vinagre y bicarbonato para limpiar el horno y enciéndelo unos minutos. Apaga, deja que se enfríe un poco y aclara.

Además, ten en cuenta que si te falta uno de estos ingredientes siempre puedes hacer la limpieza sólo con vinagre, aplicándolo como si fuera un spray, o bien mezclar el bicarbonato con un poco de agua y hacer la pasta para limpiar.

Aquí tienes un interesante vídeo sobre cómo se limpiar el horno con bicarbonato y vinagre:

El truco de la sal

Si lo que quieres es saber cómo limpiar un horno eléctrico, puedes usar los trucos anteriores o recurrir a algo que seguro que no te falta en casa: la sal.

Disuelve unos 250 gramos de sal en agua hirviendo y con ayuda de una bayeta aplica esa mezcla por todo el interior del horno (¡cuidado no te quemes!).

Deja actuar la mezcla entre 15 y 20 minutos y aclara con una esponja o un trapo sólo con agua. ¡Voilá!

Limpiar el horno con levadura

Como verás, hay muchos productos caseros con los que podemos limpiar el horno. Si tienes levadura puedes mezclarla con vinagre y usarla igual que la mezcla de bicarbonato y vinagre.

Consigue muy buenos resultados, pero la levadura es algo más cara que el bicarbonato y es mejor aprovecharla para cocinar y no para limpiar.

limpiar horno con limón

¿Cómo limpiar un horno pirolítico?

Limpiar el horno es una tarea que se vuelve más fácil si en su momento apostaste por la pirólisis. Seguramente el electrodoméstico te costó más, pero ahora lo vas a agradecer.

Lo que hace la pirólisis es poner el horno a una temperatura tan alta que consigue convertir en cenizas los restos de comida que hayan podido quedar.

Los pasos a seguir son:

  • Saca todas las bandejas y todo lo que pueda haber en el horno.
  • Activa el sistema de autolimpieza y deja que haga su trabajo.
  • Deja enfriar un poco el horno y pasa un paño húmedo para eliminar cualquier resto que haya podido quedar.

Existen además hornos con sistema Aqualisis que utilizan agua para limpiarse. En este caso los pasos son:

  • Retira todo lo que haya en el horno.
  • Pon un poco de agua y jabón para vajillas en la base.
  • Enciende el sistema de limpieza.
  • Retira los restos con una bayeta o una esponja.

Limpiar el horno a fondo

Con cualquiera de estos trucos que acabamos de ver puedes limpiar un horno a fondo, pero si quieres que el resultado sea todavía mejor no debes descuidar el aclarado y el abrillantado.

Asegúrate de que retiras todos los restos de los productos usados para la limpieza, con independencia de si son productos químicos o naturales.

Una vez que has eliminado la suciedad más evidente limpia de nuevo todos los rincones del horno con ayuda de un poco de agua templada y detergente para vajillas. Vuelve a aclarar y seca con papel de cocina.

El horno habrá quedado limpio y desinfectado ¡listo para volver a la acción!

¿Cómo limpiar el exterior del horno?

Hemos conseguido que el interior del horno esté impecable, pero ahora toca la parte exterior. No te asustes, que esto es mucho más sencillo que lo anterior.

Lo más fácil es usar un poco de agua y jabón para vajillas y luego aclarar. Aunque también puedes usar limpiacristales.

¿Cómo limpiar la bandeja del horno?

La bandeja del horno debes limpiarla después de cada uso, pero aprovechando que estás haciendo una limpieza a fondo del horno puedes limpiarla también.

Elimina los restos de grasa o de comida con ayuda de un poco de papel y a continuación déjala en remojo con agua caliente y detergente para vajillas al menos una hora

Después de ese tiempo la grasa debería haberse ablandado lo suficiente como para poder retirarla tranquilamente con una esponja. Tras esto, si tienes lavavajillas, puedes darle un lavado a máquina para dejarla todavía más limpia.

limpiar bandeja horno quemada

Limpiar bandejas de horno quemadas

Este es un caso especial que requiere de medidas también especiales. Retira la suciedad con ayuda de un poco de papel, luego pon la bandeja en remojo con agua caliente con bicarbonato. Esto ablandará la costra y después de una hora deberías poder hacer la limpieza de la bandeja con normalidad.

En este vídeo puedes ver cómo limpiar la bandeja del horno quemada con ayuda de un poco de sal:

  • Truco extra para tener la bandeja del horno siempre limpia: forra la misma con un poco de papel de aluminio, así los alimentos no se pegarán en ella. Pero ten cuidado con los alimentos ácidos como el tomate, puesto que el papel podría alterar su sabor si los pones directamente encima.

Eliminar malos olores del horno

No podemos acabar este recopilatorio con trucos para limpiar el horno sin hacer referencia a la mejor opción para eliminar el olor de pescado del horno o cualquier otro mal olor que se haya quedado impregnado en el mismo.

Puedes hacerlo cada vez que cocines, así no habrá malos olores en la cocina. Es tan sencillo como cortar dos limones por la mitad, exprimir su zumo en un recipiente apto para horno, dejar las cáscaras en el mismo recipiente y poner a calentar el horno.

Así conseguimos que el limón libere sus propiedades antisépticas y antibacterianas y que acabe con los olores, ablandando a la vez la grasa que haya quedado en las paredes.

Consejos para mantener el horno limpio

Si no quieres tener que limpiar un horno muy sucio, lo mejor es que le des una pasada después de cada uso y mientras está todavía un poco caliente.

Evitarás que se acumule demasiada suciedad y así la próxima vez que tengas que hacer una limpieza a fondo irás mucho más rápido y te tendrás que esforzar menos.

¿Te ha parecido útil este artículo? ¡Cómpartelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *